Laboratorio de Función Pulmonar

Espirometría y curva flujo-volumen c/s broncodilatadores 

Permite conocer en parte el tamaño de los pulmones, la fuerza de los músculos respiratorios y el estado de los bronquios. Se aplica al estudio inicial y el seguimiento de pacientes con todo tipo de síntomas respiratorios, y en el diagnóstico de asma y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

 

Saturometría de pulso (SpO2

Estudio no invasivo que permite estimar, mediante un haz lumínico, el nivel de oxígeno en la sangre.

 

Resistencia y conductancia de la via aerea (Raw/Gaw)

Variables obtenidas a partir de la maniobra pletismográfica, que permite establecer la resistencia al paso de aire las vías aéreas. De utilidad en el estudio de asma subclínica.

 

DLCO (difusión de monóxido de carbono)

Permite conocer la capacidad de los pulmones de llevar oxígeno a la sangre. Se utiliza en la evaluación del enfisema y las enfermedades intersticiales, en evaluación pre-quirúrgica de cirugía torácica y cardiovascular, y en el estudio de patología respiratoria ocupacional.

 

Flujo espiratorio pico (PEF)

Estudio simple y de bajo costo para evaluar la capacidad tusígena de pacientes neuromusculares, y la dinámica del tono broncomotor en pacientes asmáticos.

 

Ventilación voluntaria máxima

Permite evaluar la máxima capacidad de movilizar aire de un sujeto. Se utiliza habitualmente como complemento de la prueba de ejercicio cardiopulmonar.

 

Presiones estáticas máximas: PiMax, PeMax y Sniff nasal 

Permite conocer la fuerza de los músculos respiratorios. Consiste en aspirar (PiMax) o soplar (PeMax) con máxima fuerza a través de una boquilla ocluida. De rutina en el seguimiento de enfermedades neuromusculares.

 

Control ventilatorio (curva de P0.1 / PetCO2

Prueba que permite evaluar el control central de la ventilación, presente en asociación con algunas patologías neuromusculares y en lesiones vasculares del tronco encefálico.

 

Compliance pulmonar 

Permite establecer la elasticidad del parénquima pulmonar en pacientes con enfisema, enfermedades intersticiales o lesiones secuelares. Se efectúa mediante la medición de presiones con un catéter esofágico.

 

Presión transdiafragmatica (cateter-balón intraesofágico e intragástrico)

Permite evaluar la fuerza del diafragma mediante la colocación de 2 catéteres (esofágico y gástrico). Su principal, aplicación es el estudio de la parálisis diafragmática